materiaverbalis
30 de setiembre de 2008
 
NUEVOS DISCURSOS EN EL CINE ACTUAL



Os espero.
 
26 de setiembre de 2008
 
DO YOU UNDERSTAND?

Sigo después de varios días con The road. Page 95. Después de entrar a una especie de iglesia imponente y abandonada padre e hijo ingresan a una habitación oscura, horrorosa y pestilente. Los pelos de punta. Buena Cormac. La luz de una linterna metiéndose en la oscuridad descubre cuerpos desnudos, uno de ellos desmembrado. El padre toma a su hijo, horrorizado. Huyen despavoridos. Voces detrás de ellos, reclaman por ayuda. El horror, el instinto de supervivencia puede más. Nuevamente fuera de la carretera (the road), padre e hijo escuchan que alguien los sigue, como en toda la novela. Sucede lo siguiente. Estoy excitado, aterrado.

He put his arm around him and held him. His body so thin. Dont be afraid, he said. If they find you you are going to have to do it. Do you understand? Shh. No crying. Do you hear me? You know how to do it. You put it in your mouth and point it up. Do it quick and hard. Do you understand? Stop crying. Do you understand?
I think so.
No. Do you understand?
Yes.
Say yes I do Papa.
Yes I do Papa.
He looked down at him. All he saw was terror. He took the gun from him. No you dont, he said.
I dont know what to do, Papa. I dont know what to do. Where will you be?
It's okay.
I dont know what to do.
Shh. I'm right here. I wont leave you.
You promise.
Yes. I promise. I was going to run. To try and lead them away. But I cant leave you.
Papa?
Shh. Stay down.
I'm so scared.
Shh.

PD. Otra más: At the farther edge of the town they came upon a solitary house in a field and they crossed and entered and walked through the rooms. They came upon themselves in a MIRROR and he almost raised the pistol. IT'S US, PAPA, the boy whispered. IT'S US. (page 111) (Grande McCarthy: I'll be your mirror, Xan Xin!!)
 
24 de setiembre de 2008
 
SIN DIRECCIÓN A NINGÚN LADO



Ya casi termino de chekear No direction home... Cómo han cambiado las cosas. Es decir, cómo antes había mucho mayor conciencia de las cosas y voces de protesta muy fuertes se escuchaban contra el status quo de la vida americana. Bob Dylan es producto de esa época. Sin Dylan tampoco se entendería todo del todo. Toda esa mancha de intelectuales y músicos. Todos ellos. Dylan que era una especie de "esponja" que chupaba toda la música que podía, todas las palabras que podía. Ese es su mérito. Saber escuchar, saber sintetizar, saber apropiarse para construirse a sí mismo, tratando de ser él mismo. Qué complejo y a la vez natural. Los gringos y sus recorridos "on the road". No direction home. Me gustaron muchas cosas. Dylan diciendo que nunca le decía a los demás (o no tan fácilmente) las cosas que descubría y que le había tomado mucho esfuerzo descubrir. Buen consejo Bob. Transcribo el inicio de una declaración de Dylan que sintetiza su vida, su música y lo que el documental de Scorcese muestra:



"Mi ambición era salir y encontrar un viaje de aventuras para llegar a casa. Me propuse encontrar este hogar que había dejado un tiempo atrás y no pude recordar exactamente dónde estaba, pero iba en camino. Y encontrando lo que encontré en el camino fue como imaginé todo. En realidad, no tenía ninguna ambición. Nací muy lejos de donde se supone que debo estar y por eso voy camino a casa".
 
18 de setiembre de 2008
 
THEIR BIRTH IN GRIEF AND ASHES



Las ficciones que más cosas me dicen, la música que más cosas me dice, las imágenes que más cosas me dicen, son todas referidas a la relación padre e hijo. Intuyo por qué. Y ahora mucho más. Aún no termino The road de Cormac McCarthy. Es más, estoy pacientemente avanzando porque he decidido leerlo en inglés. Sé también por qué. He subrayado muchas frases y fragmentos. Por ratos se me escarapela el cuerpo. También sé por qué. Me da miedo. Me siento profundamente tocado. Miro el protector de mi pantalla. Siento cansancio. Alguien duerme en mi pantalla. Alguien que soy yo mismo. Una nueva versión mía. Un espejo de mí mismo. Algo pequeño, puro y limpio. Y soy yo también. El reflejo de mi espejo. Mi esperanza inextinguible. Mi apuesta. Claro que sí, I’ll be your mirror.

No lists of things to be done. The day providential to itself. The hour. There is no later. All things of grace and beauty such that one holds them to one's heart have a common provenance in pain. Their birth in grief and ashes. So, he whispered to the sleeping boy. I have you. (page 47)

Ninguna lista de cosas por realizar. El día providencial por sí mismo. La hora. No hay más tarde. Todas las cosas de gracia y belleza que sostienen el corazón de uno tienen una procedencia común en el dolor. Su nacimiento en pena y cenizas. Así, él le susurró al muchacho durmiente. Te tengo.

Creo que debí haber puesto en lugar de I have you: “Eres mío”.
 
15 de setiembre de 2008
 
FULL METAL JODER!!



Aunque es detestable la traducción española, en esta ocasión en la pela de Kubrick es GENIAL, la hace mucho más graciosa. Involuntariamente delirante.

 
1 de setiembre de 2008
 
ESTA NOCHE INVITA GERALD, EL GATO



Hace ya un buen tiempo escribí algo sobre Pet sounds (1966) un disco de los Beach Boys que digamos era el antagonista de ese otro disco conceptual de los años 60 (que en realidad era una suerte de afán de superación del disco de los chicos de California): el Sargent Peppers (1966).

Ahora debo agregar uno más que me parece completa el radio de tendencias de esa época de profunda experimentación. Los tres y cada uno por su lado exploran un rollo muy personal (hechos y pensados por una sola persona) sobre todo el Pet Sounds (realizado y orquestado por Brian Wilson, quien finalmente se loqueó) y este maravilloso disco inicial y fundador de Pink Floyd (pensado y alucinado, esto textualmente, por Syd Barret): The Piper at the Gates of Dawn (1967). Es extraño que estas cimas fueran productos musicales de dos músicos llevados luego a la locura. Quizá ya estaban locos. Quién sabe. El límite siempre difuso de las cosas. Aunque este disco de Pink Floyd y el Sargent de los Beatles se grabaran en el mismo estudio, el mítico Abbey Road. Coincidencias.



El The Piper at the Gates of Dawn es un disco alucinante en todo el sentido de la palabra. Como por algún lado escuché / leí: si el Sargent es una exploración alucinada de sonidos y cosas raras, la pasabas bien con ese disco, y si el Pet Sound era el paraíso de los sonidos corales que te daban ganas de hacer el bien, entonces el disco hecho con el sello de Syd Barret avanza hasta la locura de todo lo que los otros dos solo barruntaron en lo musical. Con Barret puedes intuir la locura, la inocencia de estar loco. Puedes acercarte al mal, al reino de las alucinaciones. Allí donde los niños mezclan la inocencia y la crueldad. El Piper es la propuesta misma de la psicodelia, de eso a lo que mis viejos (y muchos otros señores: abuelos actuales) llamaban: música loca. A pesar de que era la música de su generación. Cosa que siempre me va a llamar la atención. Y yo ahora he descubierto junto a mi hijo este disco. Porque es verdad lo hemos descubierto juntos. Lo descubrimos todos los sábados en la mañana, mientras me ve tocando la air guitar. Y en las noches antes de dormir, mientras él mira con insistencia la luz azul que lanza la radio en la oscuridad o la luz naranja de los postes sobre el tapiz rojo de mis muebles. Un disco que nos une y nos unirá. Un disco loco, juguetón, perverso, inocente, y que invita, invita a alucinar en una habitación llena de sonidos como cierra el coro de The Bike y como lo hizo el primer líder de Pink Floyd, Syd Barret, al recluirse en la habitación de la casa de sus padres o como lo hizo Kenneth Grahame, autor del libro para niños The Wind in the Willows (1908), cuyo séptimo capítulo "The Piper at the Gates of Dawn" inspiró el título del álbum debut. Kenneth Grahame después de ganar algún dinero con la venta de sus libros, dejó su soso y odiado empleo de bancario para retirarse al río Thames, a una casa country como hacen los personajes de su libro. Extraño. ¿Raro no?

Si Syd Barret adoraba ese libro porque era parte de su propia niñez, entonces ¿es que acaso los libros nos definen?

En realidad el Piper está hecho a la medida de Barret, y luego ya perdido por la locura y las drogas, fue invitado a salir de Pink Floyd, así que Syd no es parte de toda la larga historia posterior. No me voy a poner a contar su leyenda, su adicción a las drogas, al LSD, su reclusión en la casa de sus padres, su gordura y su aparición fantasmal en unas grabaciones de Pink Floyd, gordo y con las cejas afeitadas, ni las diferentes aluciones que en sus posteriores discos hacían sus ex compañeros de ese lunático, porque muchos la conocen.

Quizá para entender su historia en su verdadera dimensión habría que escuchar varias veces el Piper o sus sencillos y discos como solista, el increíble The Madcap Laughs (cuántos ecos posteriores se escuchan ahí, cuánta posteridad), que lo tengo flechado en el corazón (Octopus, Here I Go, Dark Globe, Feel), pero esa es otra historia. Varias cosas me suscita escucharlo, recuerdo a todas las personas cerca de mí que en algún momento han sido tocados por la locura o que aún están poseídos por ella. Los entiendo. Toco sus contornos. Cuando Barret habla de ella, atrae. Nunca la nombra, es solo un juego de palabras y de sonidos, de rimas. Pero allí está: always sitting by your side, always by your side… You're the left side. He's the right side.

Y hacia el final en The Bike, Barret nos invita a entrar a una habitación (¿sería su habitación?) quizá anunciando su encierro:

I'll give you anything, everything if you want things.

I know a room full of musical tunes.
Some rhyme, some ching, most of them are clockwork.
Let's go into the other room and make them work.




¿Cómo será ese lugar? ¿Te has detenido a pensar? Esa habitación llena de tonos musicales donde está el gato Gerald, que no tenía nombre, Barret le puso uno. Gracias Barret, Vicente y yo le seguiremos llamando Gerald. He's a good mouse. Un poco viejo pero es un buen gato, cómo no. ¿Y si el que se hubiera quedado encerrado hubiera sido yo, seguiría llamándolo Gerald? Ese lugar en el que te podría dar todas las cosas solo si tú las quisieras. Ese lugar donde habita Ginger, Ginger la bruja. Y el gato Lucifer Sam está a su lado, navegando por el mar. Lazzing in foggy dew. Donde el gnomo Grimble Crumble, chupa su vino con su túnica escarlata. Porque music seems to help the pain y entre gemidos diré: doctor kindly tell your wife that:
I'm alive!
Flowers thrive!
Realize!, realize!, realize!




En todo caso, consuélate como yo:

Look at the sky, look at the river. Isn't it good?
 
Y MIENTRAS TANTO... EL PULSO SIN DESCANSO, EL PULSO SIN DESCANSO...

Mi foto
Nombre: Franco
Ubicación: Lima, Lima, Peru

FRANCO. Del germ. Frank: libre, exento. Sencillo, sincero, ingenuo y leal en su trato. Liberal, dadivoso, bizarro y elegante. Desembarazado. Libre, exento y privilegiado. Patente, claro, sin lugar a dudas. CAVAGNARO: es un apellido italiano originario de Parma pero extendido en Liguria, donde existe un río con ese nombre. Existen datos desde el siglo XIV. Pasaron a América desde el siglo XVI y en mayor cantidad desde el siglo XIX a Estados Unidos, Argentina y Perú. Hay estudios sobre la rama peruana que inició un Angelo Cavagnaro, de San Andrea de Verzi, que llegó en 1852 con toda su familia.

Archivos
junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / mayo 2011 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]