materiaverbalis
30 de junio de 2008
 
¡GRACIAS TOTALES!



El viernes 27 fue el último día del ciclo de cine que organizamos junto a mi pata el Villacorta en el Británico de Miraflores. Muchas cosas positivas. La contundente respuesta de la gente con su asistencia, su interés y pedido de que organicemos más ciclos (cosa que ya estoy barajando), el reclamo de más espacios para ver buen cine. Una alternativa al páramo cultural de este país. Necesidad de expresarse. Necesidad de escuchar. Y todo eso coronado con películas que nos decían mucho a cada uno. Villacorta propuso La doble vida de Veronique y Las armonías de Werckmeister, yo propuse Cashback y Gosford Park, por poner ejemplos.

Hablar de cine es hablar de la vida, así que creo que por eso la gente se enganchó. El cine está mucho más cerca de la gente que la literatura. Entiende más y no se trata solamente de cuatro escritores de un solo libro dicharachando sobre lo espectacular que son, cuando con las justas pueden poner sus palabras en un papel.

La gente necesita con urgencia una buena ficción. Una que los remueva, que los implique, que esté pensada para mover sus corazones, que los cuestione, que mediante símbolos englobe su propia tragedia, todo esta sensación de precariedad que tiene este país, de absurdo, de fracaso reiterado que vuela y se respira.

El cine se lo puede dar. La literatura también. La televisión, claro que .
 
26 de junio de 2008
 
UNA SEMILLA TRANSGÉNICA

Hace un par de días vi una entrevista en Canal N a Sacha Barrio sobre el deseo de un grupo de gentes que quieren introducir de modo masivo el uso de semillas transgénicas en la agricultura peruana. Como siempre debo agradecer la claridad pedagógica y atenta palabra de este doctor en medicina china. Explicó varias cosas. ¿Cómo un país como el nuestro, con una rica biodiversidad podía siquiera pensar en la posibilidad de introducir estas peligrosas semillas que contaminan a las diferentes semillas, como por ejemplo, por poner un simple ejemplo, nuestra gloriosa variedad de papa?



Sacha de alguna manera denunciaba que se pretendía soslayar un debate nacional o si quiera su debate congresal para en su lugar aprobarse esta introducción desde Palacio de Gobierno. Esperemos que esto no ocurra. ¿Qué tipo de persona puede desear eso? No entiendo. Corto circuito cerebral. Y fíjense lo que ocurre en general en el mundo: una gigantesca transnacional biogenética desea controlar el mercado de los alimentos. Imagínenlo. Una semilla transgénica. Una sola. Sin variantes. Nociva para la salud. Un mundo con una sola idea (nociva y peligrosa) y una sola semilla.



¿Qué está ocurriendo?
¿Qué se pretende?
¿Esto es acaso una señal?
¿Quiénes son estos hombres y qué pretenden?



Bela Tarr dixit en Werckmeister Harmonies
 
18 de junio de 2008
 
LA INFAUSTA HISTORIA



Después de los 6 goles de ayer encontré muchas cosas significativas en la gente. Ese modo tan peruano de sufrir frente a lo inevitable. Mientras me iba a buscar mi caña para irme a mi casa y Lima era solo esa masa húmeda bajo una espesura negra, pensé que todo esto es un signo inequívoco de lo que es este país y su historia infausta. Ese pequeño microuniverso que eran esos 11 patas y los que están fuera de ella. Una metáfora irónica y desgraciada de lo que realmente significa ser peruano. Contagiando con su verdad, esa historia futbolera ganadora inventada por la publicidad (esa misma mano que ha inventado tantas otras historias para engañarnos) y que ahora se revela a los ilusos que también lo sabían.

Seguía el partido de a pocos mientras redondeaba junto a una ejecutiva un publirreportaje alambicado, con una careta encima de mi rostro, una sonrisa que aceptaba cualquier sugerencia sobre las posibilidades del producto. Recién al final del 1er tiempo pude ver algo: expulsión de Paolín y gol de Forlán. De ahí me fui. Al salir me encontré otra vez bajo este clima húmedo y triste de invierno (ni pensar que antes me gustaba, ahora le temo).

En recepción escuchan el partido.

–¿Para qué escuchan eso? –pregunto falsamente irónico, para variar.
–¡Somos masoquistas! –me responden riéndose, mientras nos metían el tercero.

Salí riéndome. En casa le preguntó al portero de mi edificio con el radio encendido a un volumen prudente.

–¿Y? Cuántos goles nos han hecho.
–Cinco a cero –me responde asustado.
–Apaga esa cojudez –le dije como si yo fuera uno de los personajes de mi novela, solo que más delgado y más joven. –¿Para qué quieres escuchar esa huevada?
–Van cinco a cero –me replica como si le hubiera preguntado lo mismo.
–Pero apaga eso, no seas masoquista –le insisto al verlo guardar silencio como si lo que realmente estuviera esperando es que el equipo remontara el marcador. Como si de pronto Rinaldo Cruzado marcara e hilvanara jugadas de gol junto a un eficaz Rengifo o un espectacular Salas por una de las bandas. Que de pronto Butrón tuviera cinco manos y seis piernas. Y que en seis formidables contraataques Solano concretara seis goles frente a la portería uruguaya.

Me iba ahora un poco reflexivo hasta mi depa, sin entender muy bien por qué tanta gente puede seguir un partido así. Me conmovió esa fe atesorada y oscura. El portero de mi edificio fiel al látigo de la humillación de esos 6 goles como puñetazos. No, no se trata de masoquismo. Es una cosa grande y maravillosa que tenemos nosotros los peruanos. Más grande que todos los fracasos y las afrentas. Mientras salía del trabajo, media hora antes lo comprobé en la recepción. Cuando la gente se esconde tras la ironía para no dejar ver la verdadera careta de frustración. La misma que vi en la cara de Guerrero. Una impotencia increíble de no poder hacer nada, de no cambiar las cosas que ya están definidas de antemano porque está metido en cada partícula que compone la idiosincracia de este país, pero aunado a esto está la espera infinita del milagro, en algún lugar debe estar ese milagro, en algún remoto intersticio de nuestras más grandes esperanzas, y yo también junto el mío a ese portero de mi edificio, a los estúpidos estafados por Manrique, a todos aquellos que creen que el Perú avanza, a quienes creen de verdad que este país tiene salvación. Me quiero quedar con esta reflexión, aunque alguien más profundo que yo diga que renuncia a su camiseta blanquirroja y empieza a soñar con la final de la Eurocopa con la azzurra campeona, con harto webo, harta vergüenza en la cara, Italia llegará a la final por una de esas casualidades que adornan la vida, como se la adornó a mi bisabuelo, perdido en los arenales candentes de esta ciudad maldita.
 
16 de junio de 2008
 
DEXTER. THE BEST



El final de la 1ra temporada. Me perdí el miércoles el final. Pero no podía dejar pasar el domingo a la medianoche la repetición. Quién no ha tenido el oscuro impulso de matar. El tanático deseo de desaparecer de la faz de la tierra a alguien que no debería estar en ella. Un tipo de error natural. O es que acaso quien no acepta un mundo poblado de monstruos es quien no debería estar en ella. La escena final que reproduzco es una ironía hermosa. Así como Dexter oculta su profundo instinto asesino, gélido y vacío como una caja sin contenido, Debra, su hermana, esconde ahora su profundo fracaso sentimental. Ambos, el freak y la normal, unidos por las máscaras para sobrevivir. Y entonces en un final apoteósico, Dexter imagina para sí la aceptación definitiva de sus instintos. Simple. Poesía.

 
11 de junio de 2008
 
TODOS SEREMOS FELICES CON IKEA



The Bothersome Man (2006), película noruega que tuve la suerte de chekar, es un flechazo contundente y lacónico al tipo de vida ideal, perfecta e himpermeable que algunos desean. Desde este país escandinavo se lanza este grito mudo de desesperación. Con potentes imágenes y ese ambiente enrarecido y absurdo. Debo aceptar que en one los primeros cinco minutos me desconcertaron en la escena en que Andreas llega a una estación de servicio abandonada en medio del desierto. Trasladado por un bus vacío, él último pasajero sin destino, un pasajero que no sabe por qué está en la ciudad ultramoderna, pulcra, lujosa, de catálogo de revista, a la que es trasladado.

Según Butaca, éste sería el argumento. Andreas (Trond Fausa Aurvåg) acaba de llegar a una extraña ciudad sin saber cómo. Tiene trabajo, una casa e incluso esposa pero nota que algo no va bien. La gente que le rodea parece vacía y superficial y sus intentos de escapar se verán abocados al fracaso.

Más que vacíos y superficiales parecen robots, sin mayores conflictos, fríos y conformes. Siguiendo la trama uno cae en la cuenta de lo que ocurre a nivel denotativo y narrativo, pero como símbolo me pareció una excelente película. Reproduzco una entrevista a su director (extraída de Cineuropa), en la que dice cosas muy interesantes sobre el proceso de pre producción y producción, porque como él confiesa en Noruega "no hay tantos recursos", sin cacha pes Jens.

Por Annika Pham

El lado oscuro de "la vida IKEA"

Con su segundo largometraje, Jens Lien vuelca la imagen de la democracia social y del modelo de bienestar escandinavos a través de la fantasía como género para explorar libremente su estilo visual

Su mirada absurda y satírica a la vida diaria, ya explorada con el guionista Per Schreiner y con el actor Trond Fausa Aurvåg en el cortometraje Shut the Door, pasa con éxito al mundo del largometraje a través de The Bothersome Man.

Cineuropa: ¿Cuál fue el punto de partida de la película?
Jens Lien: La historia fue escrita por mi colega Per Schreiner, con quien he trabajado durante ocho años. Juntos realizamos dos cortos que se exhibieron en concurso en Cannes (Shut the Door en el año 2000 y Natural Glasses en 2001). The Bothersome Man goza del mismo estilo. Me gustaba toda la escena aterradora, donde puedes hacer uso de muchos elementos dramáticos, tanto visuales como extraños. De hecho, la película se basa en la obra para radio de Schreiner, así que hemos cambiado muchas cosas, para hacer la historia más amplia. Lo que también me atrajo de ella fue el retrato de la sociedad escandinava, la forma de vida IKEA, una sociedad que intenta ser tan perfecta que pierde algo en el camino.



El escenario (sobre todo al principio) y la elección de los colores recrean perfectamente este mundo de la muerte en vivo.
Nos llevó mucho tiempo encontrar los exteriores perfectos. El director artístico fue la primera persona que contratamos de todo el equipo y estuvimos ocho meses fuera sólo tomando fotos de Oslo desde ángulos distintos. Los unimos para crear un universo, apartando todas las cosas alegres. Encontramos calles sin árboles, viejos edificios que mostraran que había una historia en ellos, así como edificios nuevos. Los colores los elegimos mientras íbamos trabajando, pero yo quería realizar un trabajo muy estilístico, usar lenguaje cinematográfico y hacer de la parte visual algo muy fuerte. En Noruega, no tenemos el dinero o la capacidad para realizar películas visuales. Tenemos una cámara e intentamos, sin más, seguir la acción, pero yo quería levantar aquella acción. Así, me encontraba muy preparado para la parte visual y me llevó mucho tiempo escoger a todos los personajes, conseguir aquel sentimiento realista de la vida de ultratumba. En la obra para la radio se dice perfectamente donde ocurre la acción, sin embargo, en la película eliminamos ese detalle y dejamos que el público lo descubra. Se dice que el personaje llega al infierno. Pero yo quise dejarlo abierto. Para algunos, no es más que un universo absurdo.

¿Qué mensaje quiere hacer llegar al público?
El retrato de esta sociedad. Muchas escenas se basan en como somos en Noruega. Por supuesto, están tomadas de manera extrema, pero a veces es así y te preguntas a ti mismo: ¿soy yo quien está loco o son ellos? La gente en la película desea tener una vida sin problemas, y que nada les moleste.
 
Y MIENTRAS TANTO... EL PULSO SIN DESCANSO, EL PULSO SIN DESCANSO...

Mi foto
Nombre: Franco
Ubicación: Lima, Lima, Peru

FRANCO. Del germ. Frank: libre, exento. Sencillo, sincero, ingenuo y leal en su trato. Liberal, dadivoso, bizarro y elegante. Desembarazado. Libre, exento y privilegiado. Patente, claro, sin lugar a dudas. CAVAGNARO: es un apellido italiano originario de Parma pero extendido en Liguria, donde existe un río con ese nombre. Existen datos desde el siglo XIV. Pasaron a América desde el siglo XVI y en mayor cantidad desde el siglo XIX a Estados Unidos, Argentina y Perú. Hay estudios sobre la rama peruana que inició un Angelo Cavagnaro, de San Andrea de Verzi, que llegó en 1852 con toda su familia.

Archivos
junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / mayo 2011 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]