materiaverbalis
29 de diciembre de 2009
 
LA NADA



Acabo de leer dos artículos sobre la década que se nos va. Uno de Roger Rumrill y otro del diario El País. Hasta hace unos días recién tomé conciencia de que entrábamos a otra década y que justamente después de leer estos dos artículos coincido en que han sido tan NADA que precisamente por eso me ha costado darme cuenta de que se acababan diez años más. Algunos dicen que son nada, tontos, naughties, femeninos... El nuevo milenio es femenino, como cada vez resuena más fuerte el legado del Club de la pelea. El consumismo desmedido y la superficialidad de lo aparente van calando cada vez más en la gente. Humanizar a los grandes referentes culturales (pero para ironizar) y después no tener identidad... algo de eso. Identidad desconocida. Jason Burne y Lost son los más grandes íconos (aunque yo me quede con Dexter. El serial killer reflexivo... va más con mi personalidad).

Los años en los que inicias un viaje a ningún lado y te pierdes en el camino. Una estética. Mi propia estética 2006.

Adiós años NADA: sin brújula, sin objetivo, sin alma, sin identidad.

El País los define así: sin identidad, sin sentido, sin protección, sin pudor, sin dogmas, sin patriarcado, sin fundamento, sin alegría, sin criterio, sin madurez. SIN NADA.

Según la periodista Patricia Godes, ésta "ha sido la década de la idiocracia: el incompetente, el necio y el drogado han accedido a puestos de responsabilidad y han podido tomar decisiones asesinas e ilógicas contra el medio ambiente, la sensatez, la decencia, el buen gusto y la misma supervivencia de la especie con toda impunidad". Alan García? Bush? Copenhague? Los yuppies? Etc...

En todo caso dejemos que Tayler lo diga en sus propias palabras que son un dogma.



PD. Por otro lado, New York Times agrega una compilación de las fotos más significativas de la última década... Interesante. The Sept. 11 atacks, the space shuttle Columbia disaster, the war in Iraq, the Asian tsunami, Hurricane Katrina, the 2004 and 2008 elections, and recession.
 
16 de diciembre de 2009
 
PLATAFORMA



Hay un momento muy bueno, cuando el protagonista de esta novela de Houellebecq, recuerda a un hombre egipcio que odiaba a los musulmanes, como el mismo Houllebecq no se averguenza de exponer una y otra vez en sus otros libros y entrevistas... Esta especie de Settembrini mucho más mordaz y ateo, adorador de la verdad, que el que creó Mann para su sociedad decadente.

Tenía unos cincuenta años, siempre iba impecablemente vestido, era muy moreno y llevaba un bigotito. Al terminar sus estudios de bioquímica había emigrado a Inglaterra, donde había tenido mucho éxito en el campo de la ingeniería genética. Estaba de visita en su país natal, por el que decía guardar todo su afecto; por el contrario, no tenía palabras lo bastante duras para calificar al islam.

Estaba empeñado en convencerme de que los egipcios no eran árabes. «¡Cuando pienso que este país lo ha inventado todo!», exclamaba, señalando con un gesto el valle del Nilo. «La arquitectura, la astronomía, las matemáticas, la agricultura, la medicina... [Exageraba un poco, pero era oriental, y necesitaba convencerme rápidamente.] Desde la aparición del islam, nada más. La nada intelectual absoluta, el vacío total. Nos convertimos en
un país de mendigos piojosos. Sí, mendigos llenos de piojos, eso es lo que somos. ¡Chusma, chusma!... [Alejó con un ademán rabioso a unos críos que nos pedían monedas]. Tiene que recordar, mi querido señor [hablaba a la perfección cinco idiomas: francés, inglés, alemán, español y ruso], que el islam nació en pleno desierto, entre escorpiones, camellos y toda clase de animales feroces. ¿Sabe cómo llamo yo a los musulmanes? Los miserables del Sahara. No se merecen otro nombre. ¿Cree usted que el islam podría haber nacido en una región tan fértil? [señaló otra vez el valle del Nilo, con verdadera emoción.] No, señor. El islam sólo podía nacer en un estúpido desierto, entre beduinos mugrientos que no tenían otra cosa que hacer, con perdón, que dar por culo a sus camellos. Cuanto más monoteísta es una religión, piénselo, querido señor, más inhumana y cruel resulta; y de todas las religiones, el islam es la que impone un monoteísmo más radical. Desde que surgió, ha desencadenado una serie ininterrumpida de guerras de invasión y de masacres; mientras exista, la concordia no podrá reinar en el mundo. Ni habrá nunca sitio en tierras musulmanas para la inteligencia y el talento; si han existido matemáticos, poetas y sabios árabes, es sólo porque habían perdido la fe. Al leer el Corán se queda uno impresionado por el lamentable aire de tautología que lo caracteriza: “No hay más Dios que el único Dios”, etc. Estará de acuerdo en que con eso no se puede ir muy lejos. El paso al monoteísmo no tiene nada de esfuerzo de abstracción, como algunos afirman: sólo es un paso hacia el embrutecimiento. Tenga en cuenta que el catolicismo, una religión sutil que yo respeto, que sabía lo que conviene a la naturaleza del hombre, se alejó rápidamente del monoteísmo que imponía su doctrina inicial. A través del dogma de la Trinidad, del culto a la virgen y los santos, el reconocimiento del papel de los poderes infernales, la admirable invención de los ángeles, reconstituyó poco a poco un auténtico politeísmo; y sólo con esta condición ha podido cubrir la tierra de innumerables esplendores artísticos. ¡Un dios único! ¡Qué absurdo! ¡Qué absurdo inhumano y mortífero!...

Un dios de piedra, mi querido señor, un dios sangriento y celoso que nunca debería haber cruzado las fronteras del Sinaí. Si lo piensa, ¡cuánto más profunda, humana y sabia era
nuestra religión egipcia! ¡Y nuestras mujeres! ¡Qué bellas eran! Acuérdese de Cleopatra, que hechizó al gran César. Mire lo que queda ahora... [Señaló al azar a dos mujeres con velo que
caminaban penosamente con unos fardos de mercancías.] Bultos. Informes bultos de grasa debajo de unos trapos. En cuanto se casan, sólo piensan en comer. ¡Comen, comen, comen!...
[hinchó las mejillas en un gesto expresivo, tipo Louis de Funes.] No, créame, mi querido señor, el desierto sólo produce desequilibrados y cretinos. ¿Puede usted citarme a alguien que se haya sentido atraído por el desierto en su cultura occidental, que yo tanto respeto y admiro? Sólo los pederastas, los aventureros y los crápulas. Como ese ridículo coronel Lawrence, un homosexual decadente, un patético presumido. Como su abyecto Henry de Monfreid, un traficante sin escrúpulos dispuesto a plegarse a todos los apaños. Nada grande o
noble, nada generoso o sano; nada que pueda hacer progresar a la humanidad, ni elevarla por encima de sí misma.»
 
9 de diciembre de 2009
 
ASTAIRE HA MUERTO, PERO RESUCITARÁ

 
7 de diciembre de 2009
 
EVERY YEAR IS GETTING SHORTER

Roger Waters acerca de Time, canción del Dark Side of the Moon.

Ese año de repente me di cuenta de que la vida ya había empezado. Mi madre estaba obsesionada con la educación, y con la idea de que la infancia, la adolescencia y todo eso son un periodo en el que te preparas para la vida. De repente me di cuenta de que la vida no empieza más tarde, sino de cero. Es un proceso contínuo...
 
4 de diciembre de 2009
 

ANIMALS

In the world there are a lot of sheeps and pigs! And I wish my Animals Converse!!



 
Y MIENTRAS TANTO... EL PULSO SIN DESCANSO, EL PULSO SIN DESCANSO...

Mi foto
Nombre: Franco
Ubicación: Lima, Lima, Peru

FRANCO. Del germ. Frank: libre, exento. Sencillo, sincero, ingenuo y leal en su trato. Liberal, dadivoso, bizarro y elegante. Desembarazado. Libre, exento y privilegiado. Patente, claro, sin lugar a dudas. CAVAGNARO: es un apellido italiano originario de Parma pero extendido en Liguria, donde existe un río con ese nombre. Existen datos desde el siglo XIV. Pasaron a América desde el siglo XVI y en mayor cantidad desde el siglo XIX a Estados Unidos, Argentina y Perú. Hay estudios sobre la rama peruana que inició un Angelo Cavagnaro, de San Andrea de Verzi, que llegó en 1852 con toda su familia.

Archivos
junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / mayo 2011 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]